Buscar
  • WEB MASTER

FINCA LOS CATADORES - CASO DE ÉXITO

Actualizado: 21 de ago de 2019


Permítanme presentarme, mi nombre es Iván Vásquez, originario de Marcala, La Paz, con treinta años de experiencia como catador de café y un poco más de 30 trabajando en el rubro. Les daré un paseo por La finca Los catadores, ubicada en la comunidad de San Miguelito, Santa Ana, justamente en la línea divisoria entre Marcala y Santa Ana. El nombre se debe a que mis hijos de catorce y doce años, a tan corta edad tienen una impresionante habilidad para catar café, vinos y té.


El valor agregado de la zona donde está ubicada la finca, es que su población es mestiza Lenca y al menos unas 2,900 familias viven en este perímetro. También hemos considerado oportuno involucrar a la mujer en estos procesos de desarrollo con una actitud propositiva y activa. Por mucho tiempo hemos analizado cómo podemos ser competitivos, auto sostenibles pero en armonía con la naturaleza. La finca es un proyecto de cafés especiales, la hemos dividido por lotes y tiene seis senderos para recorrer, conocer y experimentar.


Uno de los senderos es llamado colibrí, ya que se pueden apreciar cuatro especies de esta ave que adorna nuestro entorno. La finca consta de diez manzanas y cinco hectáreas de bosque, éste lo utilizamos como alojamiento de diferentes especies de aves, desde endémicas (nativas del país), hasta migratorias.



Pertenece a la reserva biológica El Jilguero, es por eso que nosotros tenemos debidamente identificadas nuestra zona de amortiguamiento y nuestra zona núcleo. A través de los años, hemos experimentado la fortuna de tener uno de los mejores cafés de la zona, eso nos ha permitido poder exportar nuestro producto a diferentes países y continentes como ser: Alemania, Taiwán, Japón, Reino Unido, Suiza, Estados Unidos y España.



En técnicas de cultivo tenemos las barreras vivas para evitar la erosión del suelo, con una planta que se llama “Espada de San Miguel”, ésta sirve a la vez, como un fijador de nitrógeno. Dentro de la finca tenemos un nacimiento de agua que va a desembocar a la cascada El Chiflador, por tal razón hemos decidido conservar el bosque, reforestado con ejemplares de liquidámbar y roble blanco, ya que estos sirven para conservar el medio ambiente y éste vital líquido.



Somos conscientes que en nuestro plan de manejo ambiental, debemos de reforestar la montaña y estamos en proceso de certificación. Tenemos un árbol centenario, sus cien años de vida dentro de la finca, nos permite no cortarlo aunque esté obstruyendo el crecimiento de la planta de café por la enorme sombra que genera, sin embargo tenemos que ser analíticos, aquí no solo se trata de generar dinero, se trata de dar vida.




Cuando usted entra a nuestra propiedad, lo recibirá un bonito jardín, ahí se ve nítidamente la mano de mi esposa Oneyda Pineda, encargada de darle sabor y color a nuestro paseo.

La finca ha albergado a muchos estudiantes que quieren saber y conocer sobre el rubro, al terminar el recorrido, se han ido satisfechos porque además de poder aprender, los involucramos en un paseo turístico, donde se vive en armonía con la naturaleza, donde se puede interactuar con el medio ambiente. Nuestra finca ha sido un lugar de estudios universitarios, tiene las condiciones que se requiere para poder hacer uso ineludible de esta parcela de tierra y su ecosistema. Hemos construido dos cabañas para las personas que deseen quedarse a pernoctar en medio del bosque, con un clima exquisito por la altura donde se encuentra la finca y con la sinfonía de aves dándoles la bienvenida a tempranas horas en la mañana con sus cánticos sonoros.




En este largo recorrido que hemos experimentado, nos encontramos con CDE, quienes nos han apoyado a hacer nuestro sueño realidad. Hemos recibido el apoyo en capacitaciones de involucramiento a la mujer, enlaces con proveedores claves de servicio, relaciones comerciales con otras instituciones y personas, promoción de nuestro proyecto familiar a través de la participación en diferentes ferias. Su participación para con nosotros ha sido sustancial y hemos mantenido una relación estrecha a tal grado que cuando necesitamos que nos saquen de una duda, acudimos a ellos y con gusto nos atienden.

Gracias por acompañarnos en este pequeño recorrido, nuestra finca está a su disposición para cuando deseen conocer y experimentar nuestro sentir en esta parcela de tierra.


Conoce más sobre las historias de éxito leyendo nuestra revista edición 2019 en:

https://www.cdemipymerl.org/revista-inspirate

54 vistas

©2020 por CDE MIPYME RL.